Accidentes de coche en vehículos de empresa: ¿Quién es responsable?

España es el séptimo país de la UE con menos muertes en carretera. Pero si tu negocio depende de los conductores, las estadísticas de accidentes de coche se agravan.

Durante el año 2018 más de 130.000 personas resultaron heridas en accidentes de coche, de los cuáles un número muy elevado corresponde a vehículos de empresa.

Aquí te contamos quién tiene la responsabilidad en caso de que uno de tus empleados se viera envuelto en un accidente de coche durante la jornada laboral. También te vamos a dar consejos sobre cómo reducir el riesgo y que tus conductores estén más seguros.

Accidentes de coche en vehículos de la empresa: ¿Cuándo son responsables los empleados?

Según el código de tráfico y seguridad vial, los conductores son los responsables de su conducción. Esto significa que tus empleados pueden ser responsables de un accidente si:

  • No tienen licencia y seguro adecuados
  • Conducían descuidada o peligrosamente
  • El vehículo no era seguro: esto incluye conducir con carga que no está asegurada correctamente
  • No han seguido sus políticas y procedimientos de conducción (más sobre esto más abajo)

Accidentes de coche en vehículos de la empresa: Tu responsabilidad como empresario

Los empleados tienen que estar al tanto de las leyes de tráfico, pero tu también. Los empresarios tienen un deber de cuidado a sus empleados. Esto significa que tu podrías ser el responsable de un accidente si:

  • Tu empleado conducía en el trabajo al momento del accidente.
  • El accidente fue, al menos en parte, el resultado de su incumplimiento de su deber de cuidado

¿Cuándo está conduciendo un empleado en el trabajo?

Como regla general, un empleado conduce en el trabajo y, por lo tanto, se aplica un deber de cuidado, cuando:

  • Conducir es parte de su trabajo. ¿Diriges un negocio de logística? Tus empleados conducen en el trabajo cada vez que entregan carga
  • Viajan a otro lugar que no sea su lugar de trabajo habitual. Entonces, si un ejecutivo está conduciendo a la oficina de un cliente para una reunión, está conduciendo en el trabajo

La Sociedad Española de Salud y Seguridad en el Trabajo no considera que los desplazamientos sean conducir en el trabajo. Así que el deber de cuidado no se aplica, por lo que no podrás ser considerado el responsable de los accidentes, cuando tus empleados están:

  • Conduciendo al trabajo
  • Volviendo del trabajo

¿Cómo se aplica el deber de cuidado del empresario a conducir en el trabajo?

Como empresario, debes hacer todo lo razonablemente posible para garantizar la salud, la seguridad y el bienestar de tus empleados en el trabajo. Y esto se extiende a la conducción por motivos laborales.

Pero ¿qué significa realmente “todo lo razonablemente posible”?

La SESST recomienda centrarse en estas áreas:

  1. Conducción segura
  2. Vehículos seguros
  3. Rutas seguras

Tu deber de cuidado y conducción: Conducción segura

¿Tus conductores tienen las habilidades adecuadas para el trabajo?

Como mínimo, necesitarán el permiso de conducir correcto. Una licencia estándar es suficiente para conducir camionetas de hasta 3,5 kg. Pero los conductores de camiones deben tener un Certificado de Competencia Profesional de Conductor.

Más importante aún, debes:

  • Comprobar periódicamente que las licencias de conducir siguen siendo válidas. También debes estar atento a los puntos de penalización u otros delitos de conducción.
  • Ofrecer formación de seguridad, como conducción defensiva y otros conocimientos del usuario de la carretera.
  • Debes asegurarte de que los empleados estén en buena forma física para conducir. Los conductores de vehículos pesados deben tener un médico al renovar su licencia, pero, además, todos tus conductores deben someterse a controles de salud periódicos, especialmente exámenes de la vista.
  • Tener una política de “conducir en el trabajo” y asegurarte de que tus empleados la entiendan.

¿Trabajas con contratistas o subcontratistas? También eres responsable de su conducción.

Tu deber de cuidado y conducción: ¿Tus vehículos son aptos para su propósito?

No hace falta decirlo, pero los vehículos de tu empresa deben ser:

  • Correctos para el trabajo. Un automóvil pequeño es perfecto para trasladar a los empleados hacia y desde las reuniones de clientes en la ciudad. Pero si entrega muebles, necesitará una furgoneta.
  • Revisado y mantenido regularmente. Por lo general se recomienda pasar por el taller de mantenimiento cada 12 meses o tras 15.000 kilómetros. Y no hay que olvidar los controles diarios. Puedes usar una aplicación como Velocity Vehicle Check
  • Ten en cuenta que alrededor del 75% de los conductores españoles han tenido problemas de espalda debido a una mala postura de conducción. Pero una mala postura también puede provocar fatiga, lo que aumenta la posibilidad de accidentes. Puede ser más caro comprar un vehículo ergonómico, pero ahorrará días de enfermedad y mantendrá a tus conductores más seguros en la carretera.
  • Tu deber de cuidado como empresario se aplica incluso si los empleados usan su propio automóvil. Si alguno de tus empleados usa su vehículo personal para el trabajo, debe verificar que también sean adecuados para su propósito.

Tu deber de cuidado y conducción: ¿son seguras sus rutas elegidas?

Las carreteras B pueden tener sentido si tus empleados viajan distancias cortas en coche. Pero las autopistas tienden a ser la opción más segura para vehículos más pesados.

Al elegir rutas, también hay que pensar en:

  • Restricciones de altura y peso en puentes y túneles
  • Si hay instalaciones de servicio a intervalos regulares
  • Tráfico
  • Condiciones de carretera y clima

Más importante aún, hay que preguntarse: ¿son realistas tus expectativas?

Los conductores de vehículos pesados tienen que tomar un descanso de 45 minutos cada 4,5 horas. Y no pueden conducir más de 10 horas al día o 56 horas a la semana. Es importante establecer tiempos de viaje razonables para todos tus empleados.

La Real Sociedad para la Prevención de Accidentes considera que los accidentes son más probables:

  • Cuando los conductores han estado conduciendo a lo largo de un tramo aburrido de la carretera, como una autopista, durante largas horas
  • Entre las 2 y las 6 de la madrugada
  • Entre las 14 horas y las 16 horas
  • Si los conductores no están bien descansados

Por esta razón, debes fomentar que los empleados tomen descansos regulares. Y, debes proporcionar alojamiento durante la noche si conducen distancias muy largas.

Conclusión

Cuando se trata de conducir en el trabajo, la responsabilidad por accidentes automovilísticos es una calle de doble sentido. Sí, tus empleados son responsables de su comportamiento al volante. Pero si se imaginan como el próximo Carlos Sainz, no puedes lavarte las manos.

Como empresario tienes el deber de cuidarlo. Y contar con procesos y procedimientos es crucial si deseas mantener seguros a tus conductores, demostrar que has cumplido con tu deber y evitar culpables.

Pero ¿qué pasaría si pudieras ir más allá y utilizar la última tecnología para rastrear tus vehículos, verificar rutas y evitar problemas al conducir?

Haría las cosas mucho más simples, ¿verdad?

Pues ya lo tienes a tu disposición ya que es exactamente lo que Telemática iCompario puede hacer.

European Diesel Card Limited, Trading Address: Unit 1, Floor 1-4, Chalfont Square, Old Foundry Road, Ipswich, IP4 2A, United Kingdom